PAOLA SANTANA: Revoluciona con drones el sistema de transporte a nivel mundial

“Estoy comprometida con el cambio positivo masivo a nivel global”

Paola Santana es una emprendedora dominicana que está revolucionando la infraestructura del sistema de transporte a nivel mundial, a través de Matternet, una “startup” que desarrolla drones para transportar pequeñas mercancías.

Un desafío, cambiar el mundo con la tecnología exponencial
Esta joven entusiasta se define como una persona muy pragmática con una fuerte vocación social. Paola cuenta que en su colegio se destacaba por ser una chica anti-autoridad, que siempre cuestionaba las ideas que no comprendía y se interesaba por encontrar soluciones a las problemáticas planteadas por otros.
De ahí surge su inquietud por estudiar Derecho en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), donde realiza una tesis sobre “el régimen jurídico de la democracia interna en los partidos políticos”, mientras laboraba en la Junta Central Electoral.

Ese proyecto le mereció una beca “Fullbright” para estudiar en Washington, Estados Unidos, una maestría en Política, Gobierno y Compras Públicas; pero luego de trabajar un tiempo en esos temas, comprendió que su capacidad de materializar cambios era demasiado lenta.

Fue entonces cuando esta abogada dominicana decidió dar un giro a su carrera e intenta cambiar el mundo a través de las tecnologías exponenciales que se están produciendo en Sillicon Valley, con el propósito de “crear cambio masivo a nivel global”.

“¡Yo soy cien por ciento dominicana! Es importante decirlo porque muchos emprendedores y amigos piensan que solo estudiando o naciendo fuera del país uno puede desarrollarse profesionalmente”, expresa con una gran sonrisa en su rostro.

Su nuevo recorrido inicia en Singularity University junto a otros emprendedores que fueron desafiados a desarrollar una idea que lograra resolver un problema mundial, utilizando tecnología que pudiese tener impacto sobre más de mil millones de personas en un plazo de diez años.

“Nosotros encontramos que existía un problema grave de infraestructura en el mundo y comenzamos a repensar este tema. Como resultado decidimos usar drones o vehículos aéreos autónomos que quitan carga de nuestras calles y carreteras, que no son manejados por nadie y, que al ser tan pequeños, pueden mover mucha carga de manera automática de un sitio a otro”, argumenta Santana.

Matternet, una solución novedosa en la logística de transporte
Así nace Matternet en el año 2011, como un “nuevo paradigma en el transporte”. La compañía desarrolla drones autónomos destinados al transporte de pequeñas mercancías en recorridos de hasta 20 o 30 kilómetros. La idea es poder cargar objetos de poco peso (como por ejemplo medicinas o documentos) en zonas de acceso limitado.
El concepto está basado en la creación de redes de drones para transporte, usando “quadcopters” (drones) pequeños y eléctricos que requieren de baterías para su funcionamiento. A su vez, el sistema dispone de un software especial y una estación de tierra.

La joven explica que es la primera vez que un sistema de transporte se sustenta en 90% software y 10% drone, es decir, el producto es ¨plug and play¨ porque uno de sus objetivos era simplificar lo complejo.
El lema de negocios de esta emprendedora se sustenta en “no dejar a nadie atrás, no vamos a crear tecnología exitosa solo para Sillicon Valley. Todo el mundo al mismo tiempo, con la misma tecnología y la misma calidad”, señala.

“Estoy absolutamente convencida de que lo que estamos haciendo con Mattenert y este tipo de innovación tiene la capacidad de impactar los sistemas políticos actuales, sin hacer política. Y esa es precisamente la razón por la que decidí fundar Mattenert junto a mi socio”.

De una startup a una empresa de éxito
Los drones de Matternet se diseñan y fabrican en California, pero han volado en Suiza, Malawi, Haití, la República Dominicana, Bután y Papúa Nueva Guinea. En la actualidad están operando de manera permanente en Suiza.

La co-fundadora y jefa de operaciones de Matternet comenta que este logro es el resultado de varias condiciones propicias que se presentaron en dicho país, “un cliente tenía una red de hospitales en Suiza, sobre una ciudad con miles de personas y estaba dispuesto a que nosotros moviéramos sus exámenes médicos, medicamentos y otras necesidades con drones; asimismo el pueblo estaba dispuesto a que voláramos encima de él, entonces el resultado es la primera red permanente en Suiza que funciona con todas las certificaciones”.

La empresa condujo 90 vuelos totalmente autónomos, volando a 400 pies de altura, sobre personas, y en cada vuelo hizo un delivery de dos libras sin errores.
Recientemente, también firmaron un convenio de colaboración con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), para el establecimiento de la primera red de transporte con vehículos aéreos no tripulados, con el propósito de mejorar la capacidad resolutiva de los Centros de Atención de Primer Nivel de Salud (CPN) en zonas rurales de la República Dominicana.

Más formación y acompañamiento son claves para impulsar el emprendimiento
Para Paola una de las principales debilidades del modelo educativo en República Dominicana es la falta de pragmatismo y el desconocimiento de las tendencias educativas a nivel mundial. “Lo ideal es que los estudiantes pongan en práctica los conocimientos en laboratorios preparados para estos fines”, precisa.

A su vez, lamenta no haber recibido clases sobre modelos de negocios y de emprendimiento mientras estudiaba en el país, y afirma que hace cinco años “ni siquiera conocía la palabra entrepreneur (emprendedor), ni en inglés ni en español. No entendía lo que implicaba la palabra”.

Paola participó recientemente en el evento Tendencias Globales 2017 y su impacto local donde planteaba que existen dos grandes retos para aprovechar aún más la innovación en el país:
“Lo primero, es aprovechar la tecnología que ya existe y que la industria dominicana o sector servicio deben desarrollar; y lo segundo es saber que podemos crear innovación y exportarla. No solo el producto sino la experiencia (es decir, cómo se implementó la tecnología)”.

En ese orden, entiende que para impulsar el ecosistema emprendedor en cualquier lugar del mundo se necesitan emprendedores comprometidos con un propósito e inversionistas que además de dinero faciliten mentoría.
Es vital que el emprendedor crea en su proyecto, se mantenga motivado y sea paciente, porque toma tiempo desarrollar una nueva idea, y además que, al margen del apoyo económico, encuentren mentores que les ofrezcan acompañamiento. Santana considera fundamental “el acompañamiento, el coaching y la mentoría, conectar con un emprendedor; que el inversionista se sienta identificado, que crea en la solución del problema, y obviamente, que el emprendedor crea lo mismo”.

Perseverancia y disciplina son claves para alcanzar el éxito
Paola invita a los emprendedores a creer más en ellos y desarrollar su intuición, “esa habilidad innata que uno tiene de saber cuándo va por el camino correcto, sin necesidad de contar con la aprobación o consejos de otros”.
“El secreto del éxito de un emprendedor es que no hay secreto. La diferencia entre un emprendedor exitoso y uno que no logra concretizar sus metas, es la perseverancia y la disciplina”.

Regresar

Otros artículos